jueves, 17 de mayo de 2012

Los Juanguren y el espadero 37r


Resta transcribir el testamento —o sus partes más interesantes— otorgado por el General Cosme Rodríguez Farfán, según había yo prometido al principio de esta serie de subcapítulos, para ponerle fin y continuar con el episodio del espadero Bernardo de Oliver.
En sí la disposición de última voluntad fué otorgada el jueves 15 de octubre de 1556, pero diligencias como reparticiones y aceptación de tutorías se llevaron a efecto hasta en septiembre y octubre de 1558, en Castilleja y por el padre del ya difunto navegante, en los días en que su cuñado Lorenzo Sánchez bregaba con el pleito de Vasco Díaz. También veremos estos documentos antes de concluir.

He aquí el dicho testamento que otorga "El General Cosme Rodríguez Farfán, vecino de Triana, estando enfermo del cuerpo y sano de la voluntad". Manda ser enterrado en la sepultura que tiene en la Iglesia de Santa Ana. Manda asimismo diversas misas. El primer item es: "Declaro que me está adjudicado y mandado dar por sentencia de los Señores Jueces de esta ciudad de Sevilla de la Casa de la Contratación de ella ... y treinta y tantos mil maravedíes de lo que se escapó de la playa de Zahara, como consta por el proceso que está ante Juan Díaz, escribano de la Casa de la Contratación, y son ... por el Alcalde Salazar, de que tiene la memoria del proceso Juan Bautista, mi procurador. Mando que se cobre para mis herederos".
Dice que le debe el Jurado García de León1 de resto de una libranza de 600.000 maravedíes, que son 700 ducados poco más o menos; manda que se averigüe la cuenta con él por su libro y el de él, y se cobre de ello lo que le debe, y se le paguen de ello 6... de negros que le dió.
Le deben ...sesenta y tantos ducados poco más o menos, de resto de su salario, del cual le está mandado dar libranza por los Señores Jueces de la Casa de la Contratación; manda que se saque la dicha libranza y que se cobre para sus herederos.
Le debe Pedro Milanés2 y sus herederos 1.000 pesos de ... , que por los cuales le tiene hecha ejecución; manda que se siga y cobre para sus herederos, y asimismo que se siga el pleito que con los dichos herederos trae sobre lo que dicho Pedro Milanés le debe, y que se cobre a ellos de los bienes de dicho Pedro Milanés.
Le debe el Jurado Alonso Vázquez 101.000 maravedíes, y manda que se le cobren.
Manda que se cobre todo lo que aparezca que le deben, por contratos o en otra manera.
Debe a Madrid, canónigo de Santo Domingo, 100 ducados de resto de cuentas; manda que se le paguen.
Debe a Jaúregui3, escribano público del Nombre de Dios, difunto, 10.000 maravedíes que le dió para hacer una paga.
Debe a Juan Cristóbal, su tío, de ciertos vinos que el testador vendió a cierto vecino del Nombre de Dios; manda que se averigüe si los han de haber los herederos del dicho Jaúregui, que al que testa se los dió, o si los ha de haber el vecino del Nombre de Dios que compró los vinos; y a quien los hubiere de haber, que se le paguen, y el dicho Juan Cristóbal su tío tendrá claridad de quién es el dicho vecino del Nombre de Dios que compró los vinos, para que se averigüe a quien se debe, y que se pague.
Declara que en la cuenta de Diego Felipe, de las barras que el que testa traía por cuenta de los ... de ... no se escapó ... ... , que se trajo Antonio Corzo y podría valer hasta 250 pesos, la cual dicha barra el que testa le dió al dicho Antonio Corso y la ... , y Gonzalo Rodríguez, padre del que testa, cobró al dicho Antonio Corso en su nombre, "y yo la tengo cobrada del dicho mi padre, y lo demás se perdió en la costa de Zahara, sobre que hay pleito pendiente en grado de apelación en el Consejo de Hacienda de Su Majestad".
Declara que una barra de plata de 227 pesos que le trajo Diego de Lepe "yo se la dí ... que era mía, la que hube de Francisco Bravo, y así lo digo y declaro por descargo de mi conciencia, y la tengo cobrada del dicho Diego de Lepe como cosa mía".
"Declaro que el dicho Diego Felipe me debe 90 pesos de mi nao que por mí cobró en la Nueva España del depósito que estaba hecho de lo de la nao que el ... Francisco de Leiva; mando que se cobre de él, y sobre ello haga la cuenta de lo que ha de haber de la barra que trajo el dicho Antonio Corso, y se le pague lo que más vale la dicha barra".
"Item declaro que yo ... del maestre de la nao Gallega que fué la capitana, que yo llevé 200 pesos poco más o menos por las jarcias y aparejos de ella, ¿en razón? que se aparejó la dicha nao Gallega, de los cuales el dicho Diego Felipe y Cristóbal Romero han de haber la quinta parte como señores de la quinta parte de la dicha urca; mando que se le paguen de mis bienes".
"Item declaro que la pieza de bronce [un cañón] que compró Bautista Preve era de la dicha urca, y pertenece la quinta parte a los dichos Diego Felipe y Cristóbal Romero su tío; mando que se cobren al dicho Bautista Preve la dicha quinta parte, y asimismo declaro que otra pieza de bronce que se tomó para ¿Su Majestad? para Puerto Rico, que por ella están librados en Francisco Tello por provisión de su ... que yo ... ... señalo ... Cristóbal Romero y Diego Felipe la quinta parte; mando que se cobre la dicha libranza y se lleve su cuenta, y asimismo declaro que una pieza de bronce pequeña que está a la puerta de Juan Cristóbal, se venda y se dé la quinta parte a los dichos Cristóbal Romero y Diego Felipe".
"Item declaro que en el pleito que está pendiente ante los Señores del Consejo de la Hacienda de Su Majestad en el artículo 24 barras de plata que venían por registrar, y se pidieron ... según está probado en el dicho proceso y se piden por bienes de la dicha urca, mando que si se adjudicare que los dichos Diego Felipe y Cristóbal Romero hallan la parte que ellas les cupiere, tengan las cuentas".
Manda un novenario de misas en la Iglesia de Santa Ana, y honras en el monasterio del Carmen a María de Morales, su mujer, con misas cantadas, y a su padre Gonzalo Rodríguez Farfán, para que ... y se cubra su sepultura donde está enterrada su mujer (¿su madre?) para el responso. Manda 10 misas en la Iglesia del Espíritu Santo de Triana. Manda para cera y para pan a los pobres varias limosnas.
Declara que vendió 4 lombardas de la urca por 40 ducados, de los cuales se hicieron 2 de costas; manda la quinta parte a los dichos Cristóbal Romero y Diego Felipe, de los 38 ducados que quedaron liquidados.
Declara que de la urca quedó una ancla que él tiene a la puerta de su casa; manda venderla y que se dé la cuarta parte a Cristóbal Romero y Diego Felipe. Y un ancla que Hernán Pérez, hermano de dicho Diego Felipe, dejó en Puerto Rico, manda que se cobre al dicho Hernán Pérez; y tres cuartas partes de ello para él y la otra cuarta parte para Diego Felipe y Cristóbal Romero.
Declara que en la nao de Pedro Ochoa4 venía cierta jarcia de dicha urca, la cual el que testa metió en la nao del dicho Pedro Ochoa para que la trajese a esta ciudad de Sevilla, y Pedro Ochoa la vendió a Diego García, maestre, por 70 ducados, de que le hizo obligación para pagárselos al dicho Pedro Ochoa en esta ciudad de Sevilla, y dicha obligación se hizo en Puerto Rico y la tiene Pedro Ochoa, y porque el dicho Diego García se ahogó y no se hallan bienes suyos no se han podido cobrar los dichos 70 ducados; manda que se cobren y se dé una cuarta parte a los dichos Diego Felipe y Cristóbal Romero.
Declara que a Escobar, ama de casa, su mujer le mandó 50 ducados, los cuales no se le han pagado; manda que se le den, y otros 30, que son 80 en total, por sus servicios y para que ruegue a Dios por su alma.
Nombra por sus herederos a Francisco, Agustín, Juan Farfán y María de Morales, sus hijos. Nombra tutor y curador de Francisco, de 18 años, de Agustín, de 15 años, de Juan, de 11 años, y de María, de 3 años poco más o menos, a su padre Gonzalo Rodríguez Farfán. Nombra por sus albaceas a dicho su padre y al dicho maestre Juan Cristóbal.
Dado en las casas del testador, jueves 15 de octubre de 1556. Escribano, Pedro de Castellanos5. Firmó de su nombre.
Item declara que a los dichos Diego Felipe y Cristóbal Romero pertenece pagar un cuarto de las costas por el tiro de bronce que se tomó para Puerto Rico, y asimismo han de pagar la parte que les perteneciere del pleito que se trata en Corte y en el Consejo de Hacienda por las dichas barras.
Item declara que el dicho Hernán Pérez, como maestre de la dicha urca, fué a cargo de cobrar 100 ducados de Pero López, pasajero cerrajero que fué en dicha urca, y Diego Felipe su hermano como su fiador y quien lo puso de maestre en ella.
Item declara que le debe el dicho Hernán Pérez 4 varas de lienzo que le dió en La Habana, y que quedó en dárselas, y otras 4 varas de lienzo .

1.- El Jurado García de León, vecino de Sevilla, fué "Receptor de las averías que se cobran para los gastos de las Armadas". En el Archivo de Indias, además de muchos pleitos que sostuvo por razón de su oficio, están las "Cuentas de receptores de avería de 1554 a 1555. Son las del jurado García de León, pertenecientes a la armada al cargo del general Cosme Rodríguez Farfán", Signatura, CONTRATACIÓN, 4340.
Fué notario, según este otro documento, también en el Archivo de Indias: "Real Cédula al licenciado Salgado Conea, asesor de la Casa de la Contratación, en respuesta a su carta, y aprobando que se emplee al jurado García de León, escribano real, para tomar ante él las cuentas de las armadas".

2.- Pedro Milanés, maestre de nao, vecino de Sevilla en Triana. Una curiosidad sobre él en el año 1550: "Real Cédula a los oficiales de Tierra Firme, a petición de Alonso Diaz de León para que le devuelvan una esclava negra que el envió a la Indias en una nao de que iba por maestre Pedro Milanés, y que le decomisaron porque, por error, en el registro constaba como esclavo".
Este marino se avecindó en Castilleja, adquiriendo aquí varias propiedades entre casas y viñas; en Gines en concreto, sus menores hijos heredaron unas viñas con la respetable extensión de 8 aranzadas, que lindaban precisamente con otras de Diego Agustín Farfán, vecino de Triana y menor de edad en 1557, cuyo tutor era Gonzalo Rodríguez Farfán, el padre de nuestro General. (Ver "Los Juanguren y el espadero 37f", abril de 2012).

3.-Debe ser Asencio de Jáuregui, vecino de la Villa de Mondragón, escribano del número del concejo de la ciudad de Nombre de Dios, confirmado en su oficio el 26 de abril de 1547. Noticia de su fallecimiento, en 18 de diciembre de 1552: "Real Cédula al gobernador de Tierra Firme, para que haga que se entreguen a Juan López de Lersundi, escribano del número y concejo de Nombre de Dios, por renuncia de su hermano Miguel de Lersundi, que tuvo los dichos oficios por muerte de Ascensio de Jaúregui, todos los registros y demás escrituras pertenecientes a éste y sus antecesores. Y que tase moderamente lo que por ello ha de pagar el citado López de Lersundi a los herederos de Jaúregui." (Archivo de Indias).

4.- . En este legajo del Archivo de Indias vemos algunos de los nombrados en el testamento, entre ellos a Pedro Ochoa:
"Registro de las naos que iban a salir desde Nombre de Dios para España, en la armada del general Cosme Rodríguez Farfán:
- Nao Capitana: al mando del general. - Santa María de Begoña: maestre Juan García. - Santa María: maestre Diego de Lepe. - San Miguel: maestre Alonso Pérez Granillo. - San Salvador: maestre Diego Bernal. - Santa Cruz: maestre Cosme Buitrón. - Santiaga: maestre Martín García. - Doña Juana: maestre Diego García. - Regina Celi: maestre Pedro Ochoa de Trabudo." Corresponde a la flota que se hundió en la playa de Zahara, "donde pereció gran número de prisioneros".

5.- Ya hemos visto que el escribano Pedro de Castellanos vivió varios años en La Plaza, vecino con Luisa de Rojas, la mujer de Íñigo Ortiz de Juanguren. En la recientísima obra "El notariado andaluz. Institución, práctica notarial y archivos. Siglo XVI", editada por M. A. Moreno Trujillo, J. M. de la Obra Sierra y M. J. Osorio Pérez, Universidad de Granada, 2011, se recoge el estudio de la profesora Reyes Rojas García titulado "La práctica diaria de los escribanos públicos de Sevilla: El Manual de Pedro de Castellanos", que en una próxima ocasión comentaré.

No hay comentarios:

Notas varias, 3i.

Juan de Vidales, defensor de Bienes de difuntos, por los del doctor Francisco Ortiz Navarrete, difunto, en la causa con el bachiller S...