sábado, 25 de agosto de 2012

Los Juanguren y el espadero 39


En mal estado de conservación, abundan las palabras y frases borrosas, y las roeduras de los insectos hacen ilegibles otras.

Testamento de Diego Ortiz de Juan Guren. En el nombre de Dios, amén. Sepan cuantos esta carta de testamento vieren como yo, Diego Ortiz de Juan Guren, vecino de esta ciudad en la collación de San Lorenzo, estando enfermo del cuerpo y sano de la voluntad y en mi completo entendimiento y en mi cumplida y buena memoria y juicio que Dios Nuestro Señor tuvo por bien me dar, y creyendo como tengo creído todo lo que enseña nuestra Santa Madre Iglesia de Roma como católico que soy, y temiendo de la muerte, que es cosa natural y buscando por mi ánima en carrera de salvación hago y ordeno este mi testamento y última voluntad de la forma y tenor siguiente: cuando muera mando ser enterrado donde, iglesia o monasterio, mis albaceas dispongan, y con las misas y sacrificios que ellos decidan. Mando ... reales de plata para la cera de la dicha iglesia o convento. Declaro que debo a Miguel de las Casas, vecino de Castilleja de la Cuesta, ... de la ... que tengo de ... dicho Miguel de las Casas ... que son en esta Villa de Castilleja de la Cuesta ... de ellos ... primero ... año ... y la otra en fin de marzo del año venidero de cincuenta y nueve ... los dichos ¿pleitos? se le paguen. Item declaro que debo a doña Francisca de Ribera, Condesa de Olivares, 13 ducados ... ... porque yo tengo arrendada por ... de cincuenta y ocho la renta de los menudos de esta Villa de Castilleja, porque lo ... ... dichos derechos ... ... el dicho Miguel de las Casas ... ... de los que no le dió reconocimiento ... mando ... que ... . Declaro que debo a Hernando Garcia, trabajador ¿criado? de los frailes del monasterio y convento de San Agustín 25 reales de plata que me prestó por ... en 6 reales, mando que se le paguen de mis bienes. Mando que (cláusula ilegible, en la que parece encomendar a sus albaceas el pago de algunas deudas). Declaro que me debe Pedro Sanchez Vanegas, vecino de Castilleja de la Cuesta, el diezmo de los menudos que ... de pagar en dicho año de cincuenta y ocho ... ... y mando que se le cobre. Declaro que me debe ¿Contreras ... Torres?, vecino de dicha Villa, el dicho diezmo de los menudos. Declaro que me debe la hija de Leonis Bravo, mujer que fué de Andres Hernandez, difunto, vecina de Castilleja de la Cuesta, el diezmo de los dichos menudos de este año. Declaro que me debe ¿Gonzalo Ramos?, vecino de esta Villa, el dicho diezmo. Mando que se cobre de ¿Juan? ... lo que pudiere debérseme del diezmo de las ¿cañas? de la dicha Villa de Castilleja de la Cuesta en dicho año de cincuenta y ocho, de que él es arrendador. Mando que (cláusula ilegible sobre un ¿dolo? habido entre él y Hernando Jayán). Bernabé Martin me debe por los menudos. Mando que se cobren de Isabel ¿Mencía? lo que dijere ella que me debe. Cristóbal Garcia, vecino de esta dicha Villa, me debe 9 reales. Me debe ... Pérez, vecino de esta Villa, 20 reales. Declaro no haber recibido dote alguna de mi mujer, Bernardina de Sagredo. Al tiempo de mi casamiento heredé de Diego Ortiz de Juan Guren, mi padre, y hubo partición entre mis hermanos. Mando que a Diego1, mi criado, por el mucho servicio que me ha hecho y por el amor que le tengo ... que yo ... de hierro ... y los ... que le pareciere, y queriéndose ir a su tierra luego ... que lo lleve y le den al dicho ... la que den a su ¿padre? del dicho Diego porque no los gaste los dichos ... . Nombro por mis herederos a Bartolomé de Sagredo y a Beatriz ¿Quijada?, mis hijos legítimos con mi mujer Bernardina de Sagredo, y al póstumo o póstumos que ... está preñada, habiendo a luz y viniendo, a todos los cuales instituyo por mis legítimos herederos. El remanente lo doy a Isabel Ortiz, Beatriz Ortiz, Íñigo Ortiz y Luis Ortiz, mis hermanos, por el amor que les tengo y porque rueguen a Dios por mi alma. Nombro tutora y curadora de mis menores hijos a mi mujer Bernardina de Sagredo, que está preñada, por la gran confianza que le tengo, y venido que sea el dicho Íñigo Ortiz, mi hermano, de las Indias del mar Océano donde ahora se encuentra, que sea también tutor y curador de los dichos mis hijos, juntamente con mi mujer Bernardina de Sagredo. Nombro para cumplir este mi testamento como mis albaceas a mi hermana Beatriz Ortiz y a Luis de Figueroa, clérigo presbítero, vecinos de Sevilla en la collación de San Lorenzo. Estando en las casas de la morada del otorgante, sábado, 29 de octubre de 1558. Dijo no saber escribir. Testigos, Pedro Lasso y Pedro de Almonacir. Escribano, Mateo de Almonacid.

1.- Diego de Mesas, el mozo de 14 años del capítulo anterior, único testigo de lo acontecido entre su amo y el espadero.

Muerto Diego Ortiz el miércoles 2 de noviembre de 1558, no fué sino hasta enero de 1559 cuando se detuvo y encarceló al maestro espadero. Debió tenerse en cuenta, para tal dilación, la buena fama de Bernardo y su contrapartida, la mala del difunto; o bien tras la muerte del joven Diego, su familia comenzó a presionar en Castilleja para que la justicia interviniese, sin conseguir resultados hasta tan tarde. Veámoslo:

Día (ilegible) de enero de 1559. Este día puse por preso a Bernardo de Oliver, siendo presentes a todo esto Salvador Perez, Francisco Garcia, Pedro de las Casas, Francisco de Aguilar y Diego de Vega.

Con esta fecha aparece una especie de inventario de utensilios que obraban en la Cárcel, el cual el Alguacil lleva a cabo pormenorizadamente:

... una cadena gorda con 27 eslabones; una mediana con 23; una argolla y un ¿botador? de hierro; 5 peales y 16 chavetas de hierro; 2 grillos de hierro; un martillo; 2 cadenados con sus llaves; un cepo de madera con seis ojales de pies y dos de cabeza, y su telera de hierro.

Y a modo de ilustración marginal, anotemos que: Este mismo día se nombraron, como Cuadrilleros de la Santa Hermandad, a Antón Martín Bernal y a Alonso Dominguez, los cuales juraron sus cargos.

Y es entonces en realidad cuando comienzan los episodios rocambolescos que, sin duda alguna, convertirían al armero desterrado en poco menos que un personaje legendario en la Villa. Los prolegómenos vinieron caracterizado por su defensa, ejercida por un representante legal, un procurador de la capital inmediatamente contratado. El consiguiente testimonio que presenta Bernardo, ya preso, inmediatamente admitido por el Alcalde Lorenzo Sánchez, está respaldado por testigos de prestigio en el pueblo, lo inicia dicho Alcalde con un interrogatorio, y del cual falta alguna hoja de apertura (transcribo las respuestas más ilustrativas):

"Lorenzo Sanchez, Alcalde Ordinario, toma declaración a Pedro ..., que dice conocer a la mujer e hijos de Diego Ortiz de cuatro años a esta parte, y al dicho Bernardo de Oliver de cuatro meses a esta parte poco más o menos, y que conoce al dicho Diego Ortiz de veinticinco años a esta parte poco más o menos; dijo que tenía cuarenta años de edad poco más o menos, y que no es pariente de ninguna de las partes, salvo que es compadre de Diego Ortiz; dijo que tuvo a Diego Ortiz de Juanguren por hombre de muy mala lengua, que por muy livianas cosas se enfrentaba a muchas personas, tratándolas mal de palabra; dijo que estando en la Iglesia de Santiago de Castilleja de la Cuesta oyendo una misa que cantó Francisco de Vega, clérigo vecino de esta dicha Villa, estando el testigo junto a Diego Ortiz sentados en un poyo junto al altar mayor donde decían la dicha misa, vió el testigo que el dicho Diego Ortiz tuvo palabras con un mancebo, Luis de Casana1, que estaba sentado en un poyo junto al dicho Diego, ... sintió furia, se levantó del dicho poyo y echó mano a una espada, y con ella le tiró una cuchillada fuera de la vaina y no le alcanzó, y al tiempo hubo muy grande alboroto en la dicha Iglesia, siendo Diego Ortiz la causa del alboroto.
A la 4ª pregunta dijo que puede hacer ¿seis? días poco más o menos que, estando este testigo en la Villa de Castilleja de Guzmán un día que hicieron fiesta del Corpus2, viniendo la procesión por una calle, a la puerta de un Gerónimo de Ordiales , morador de la dicha Villa, y viniendo el Santísimo Sacramento por la dicha puerta, vió el presente testigo que el dicho Diego Ortiz se ... a palabras ... volvió con un hombre vecino de la ciudad de Sevilla que había ido a la dicha fiesta, y vió que le dijo el dicho Diego Ortiz que quién le había mandado echar mano a una saya que estaba puesta a una ventana del dicho Gerónimo de Ordiales, donde estaba puesta la mujer del dicho Diego Ortiz, y en esto vió el testigo que el hombre respondió a Diego: por Dios, señor, que me estaba levantando, y luego al momento sacaron las espadas y se dieron cuchilladas junto al Santo Sacramento hasta que la Justicia les echó mano y los desarmó, y después los hicieron amigos.
A la 5ª pregunta dice que desde que llegó a esta Villa Bernardo de Oliver no ha tenido pendencias, y que lo tiene por hombre de bien.
A la 6ª pregunta, que Diego Ortiz tuvo la culpa, y no Bernardo. Y termina el interrogatorio firmando con los testigos.

1.-  Luis de Casana, ver "Los Juanguren y el espadero 14", entrada de abril de 2011.

2.-  Microcosmos del Corpus de Sevilla. Ver la nota 1 de "Los Juaguren y el espadero 37h", abril de 2012.

Diego de Vega, mancebo soltero, hijo de Juan de Vega, vecino de esta Villa de Castilleja de la Cuesta, habiendo jurado sobre las probanzas de Pedro Ortiz y siendo preguntado, dijo:
A la 1ª pregunta, que conoce a Bernardo de Oliver de cinco meses a esta parte, y que conoce a Diego Ortiz y a un niño hijo suyo; tiene veintidos años y no es pariente de ninguna de las partes. Dice que Diego era pendenciero y mal hablador; coincide con la declaración del testigo anterior sobre la pendencia ocurrida en la Iglesia, donde al tiempo del Credo desenvainaron las espadas, y que Casana también le tiró a Ortiz una cuchillada.
A la 4ª pregunta repite punto por punto lo ocurrido en la fiesta del Corpus Cristi en Castilleja de Guzmán, según lo expuesto por el anterior testigo. Por fin añade que Bernardo es un buen trabajador en su oficio de espadas, y un buen maestro. Que la culpa de todo lo ocurrido es de Diego, y no de Bernardo.

El jueves 26 de enero de 1559 declara Juan de Vega, vinero vecino de esta Villa de Castilleja de la Cuesta. Dice que conoce a la mujer e hijos de Diego Ortiz desde seis años a esta parte, a Bernardo de Oliver desde cinco meses, y a Diego desde veinticinco años; dice tener cuarenta y cinco años y no ser pariente de ninguna de las partes; que Diego era pendenciero; que Luis de Casana también le tiró una cuchillada, en la misa tras el Evangelio; que Bernardo es hombre de bien; y que toda la culpa de lo acaecido es de Diego Ortiz.

Por último declara Francisco Sanchez Ladrillero, mancebo soltero y vecino de Castilleja de la Cuesta. Tiene veinticinco años y no es pariente de ninguna de las partes. Conoce a Bernardo de Oliver desde hace cinco meses. Repite lo ya conocido sobre la riña en la Iglesia de Santiago. Declara que en la procesión del Corpus de Castilleja de Guzmán, él portaba una cruz, y que los contendientes con el alboroto de las cuchilladas casi echan abajo al Sacramento. Termina diciendo que Bernardo era hombre pacífico, trabajador haciendo espadas.

En base a tal información, Bernardo de Oliver declara (en una escritura muy mal conservada):

Bernardo Oliver, preso por el pleito con la mujer e hijos de Diego Ortiz, digo que por mi parte está probado todo lo que me ... probar con suficiente número de testigos y mayores de todas ... con los cuales he probado que el dicho Diego Ortiz era hombre escandaloso, pendenciero y revoltoso, y los ... alborotos que por su causa hubo y que ... y murmurador de mala lengua, y que yo he sido siempre muy pacífico y que si alguna pendencia hubo entre mí y el dicho Diego Ortiz sería y fué la causa el dicho Diego Ortiz, y a mi parte se ha de dar más crédito que no a la de la parte contraria, porque mis testigos deponen de afirmativa y los de la parte contraria de negativa, conforme a lo que ... quimera ... que yo hubiese hecho sería y fué para mi defensa, y por ello no se me puede imputar ... alguna. Por lo que pido y suplico a Vuestra Merced haga y mande hacer que todo ... y como tengo pedido, y lo que más a mi favor de derecho se pudiere y se hubiere de hacer ... imploro ... y pido ... .

Notas varias, 2o.

De entre los personajes destacados en los documentos sobre Francisco de Vilches, figuran: — El  Teniente de Pagador de las Armadas Reale...