sábado, 10 de octubre de 2015

Padrón 1a

Eran, por 1859 (el año de la Guerra de África),
los tiempos de juventud de mis bisabuelos Francisco José Rafael Oliver Pacheco y María Josefa Jiménez Prieto. Él, nacido el 2 de febrero de 1842, contaba así 17 años de edad, y ella, el 7 de abril de 1839, 20 años.
A él, en la pila bautismal, lo apadrinaron  Jose Chavez Negrón, soltero y trabajador del campo, y Narcisa Negrón, su madre. A ella, Manuel Oliver, molinero de los de aceite, y Josefa Pacheco.
Mi bisabuelo Francisco, aun soltero, tuvo un negro episodio en su vida que dejaría constancia documental. Este es un extracto de las diligencias:

"Escritura de fianza de cárcel segura. A 15 de abril de 1864. Antonio Pacheco Navarro a favor de Francisco Oliver Pacheco. El primero, casado; trajinero de oficio; de edad de más de 40 años. Se sigue causa criminal de su sobrino el dicho Francisco Oliver Pacheco en el Juzgado Primero de 1ª Instancia de este Partido de Sevilla, por lesiones a José Ortiz Navarro. Antonio Pacheco se obliga a presentar al Juez a su sobrino siempre que se le ordene y requiera y, de no hacerlo, a pagar las responsabilidades que como carcelero le atañen. Firmaron como testigos Joaquín Mendoza y Miguel de los Reyes Calcanes".

                                                    Firma del segundo testigo.

El padre de mi bisabuelo (o sea, mi tatarabuelo) se llamaba José Manuel Blas Oliver López y nació el 3 de febrero de 1801. Con 23 años se casó con una jovencísima María Manuela Pacheco Navarro, con la que tuvo ocho hijos incluyendo al dicho Francisco Oliver. De entre los siete hermanos de mi tatarabuelo, destaca sobremanera Francisco de Paula Telesforo Oliver López, nacido el 5 de enero de 1809 y llamado a ejercer de persona importante en Castilleja (donde llegaría a ser conocido como "El Capitán"), tras un sinfin de aventuras en la Primera Guerra Carlista y en la campaña ultramarina de Puerto Rico, y un ventajosísimo matrimonio con una castillejana de nacimiento pero vecina de Lebrija llamada María de los Dolores Ortiz Camacho, descendiente directa de los Vitoria e Irisarri de Corella, aristócratas navarros. Esta pareja vivió el resto de sus días en la Plaza, en la hasta hoy casona excelentemente conservada de su lado occidental, que albergó en sus bajos el célebre "Bar Pepito" en la segunda mitad del siglo pasado: "En dicho padrón de 1867, con 56 de edad, vivía en el nº 5 de la Plaza, casado con María Dolores Ortíz Camacho, de 49 años".




Nota: mientras no especifique otra cosa, todos los nombres pertenecen a personas de linaje castillejano.

Escudriñando viejos discos duros he encontrado estos apuntes:

"Extracto de un documento de fecha 6 de octubre de 1865 que se conserva en el Archivo Provincial de Sevilla.
"Catalina Oliver López posee una finca de una aranzada y treinta y nueve estadales (48 áreas y 4 centiáreas) en el Pago del Morisco. Linda al este con tierras de su hermano el Capitán Francisco Oliver López; al sur con el Callejón del Salado (que divide los términos de Castilleja y Tomares); al oeste con tierras de Rafael Rodriguez Rosales, y al norte con el callejón-hijuela disfrutadero de éstas y otras tierras. Catalina adquirió la finca de su hermano el Capitán Francisco, a cambio de dos aranzadas y media de la misma clase de tierra en el mismo Pago, el día 4 de octubre de 1856 (con rentas a favor de Antonio Obregón). Catalina, viuda ya cuando se elaboró el documento del Archivo, propietaria y mayor de 60 años, quiere venderle la finca a Manuel Rodriguez Rosales, casado, propietario y labrador,mayor de 60 años. Ninguno de los dos saben ni leer ni escribir."

El 24 de agosto de 1837 el Capitán estaba en la batalla de Herrera, en el norte peninsular castigado por la guerra carlista; hasta marzo de 1838, cuando volvió al campo de batalla. Es de suponer, por lo que sigue, que algunos de estos meses los pasó en Castilleja; ostentaba el grado de Subteniente.

https://historiasdelbajoaragon.wordpress.com/2013/02/19/atrocidades-y-canibalismo-durante-la-primera-guerra-carlista-en-beceite-teruel/

El 27 de octubre del mencionado año de 1837 mi tío-tatarabuelo el Capitán adquirió la casa de la calle Granada (antigua calle del Egido, hoy Príncipe de Asturias) nº 24, cuyo dueño era Miguel Esquivel, vecino de Sevilla; tenía un tributo de 23 reales al año a favor de la Parroquia de Castilleja (no se menciona cuál), y otro de 10 maravedies al año, por el suelo, a favor del Excmo. Sr. Duque de Alba. Constaba de varias piezas en el piso bajo, cocina, cuadra y corral con pozo, sumando toda la superficie 476 varas cuadradas. Lindaba a la izquierda de su entrada con el nº 26, propiedad de Juan Tovar Navarro, y por su derecha y espalda con cortina de olivos de la Hacienda La Pintada (propiedad de don Ramón Villegas).

En el padrón de 1867, 30 años después, vive en el dicho nº 24 José Oliver López —mi tatarabuelo, hermano del Capitán—, casado, de 64 años, jornalero; su esposa María Pacheco Navarro, también de 64 años (sic), y Antonio, hijo de ambos, de 30 años, soltero. Y formando otra unidad familiar, otro hijo, José Oliver Pacheco, viudo de 40 años, jornalero, con un hijo de 10 años, José Oliver Cabrera.

El Capitán Francisco le prestó mucho dinero con generoso desprendimiento a su hermano José, que estaba falto de recursos; en total 4.679 reales, que le fueron devueltos.


 Según una escritura de obligación de préstamo con interés e hipoteca, la casa de José quedó hipotecada en el año 1865, cuando el Capitán tenía 54 de edad. En dicho padrón de 1867, éste, con 56 de edad, vivía en el nº 5 de la Plaza, casado con María Dolores Ortíz Camacho, de 49 años.









           Oficial del Regimiento de Infantería Ligera Isabel II Nº 32, 1840

No hay comentarios:

Notas varias, 3h.

El historiador alza y engrosa su constructo con base en el esqueleto documental, y lo efectúa un poco —o bastante— para sí mismo, para su c...