sábado, 9 de septiembre de 2017

Notas varias, 2n.


Autos sobre los bienes de Francisco de Vilches, artillero, casado con Leonor Gutiérrez, vecinos de Sevilla. 1622. Difunto abintestato en Veracruz.

Pedimento de Simón Vidal y Juan Martínez en su nombre, acreedores de Francisco de Vilches, artillero, vecino de Sevilla y difunto en Veracruz, abintestado. Por 216 ducados. Francisco de Vilches y Simón Vidal, fiador, obligados a Felipe Guillart por 216 ducados.

En 13 de agosto de 1622. En Sevilla en la Casa de la Contratación de las Indias, ante los Señores Presidente y Oidores de la Real Audiencia de esta Casa la presentó Juan Martínez de de Aldave, con tres escrituras públicas.
Juan Martínez de Aldave en nombre de Simón Vidal, como cesionario del Contador Felipe Guillarte, digo que mi parte gastó y pagó como fiador de Francisco de Vilches 216 ducados que debía al dicho Felipe Guillarte, como Contador de estas escrituras que presento. Por tanto a Vuestra Señoría pido y suplico me mande dar mandamiento de ejecución contra los bienes del dicho Francisco de Vilches por los dichos 216 ducados y las costas, pues consta por estas escrituras que juro a Dios y a esta cruz + en ánima de mi parte que le son debidos y por pagar. Pido justicia y costas. Otrosí digo que el dicho Francisco de Vilches, deudor, fue por artillero en la Almiranta de la flota de Nueva España de don Juan de Benavides, el cual murió y quedaron por su fin y muerte muchos bienes, los cuales se depositaron en poder de Antonio Hernández, vecino de esta ciudad, y conviene a mi derecho que Vuestra Señoría mande en la Contaduría de esta Casa se me de un testimonio del dicho depósito para poner en este pedimento. A Vuestra Señoría pido y suplico lo mande así, pues es justicia que pido, y costas.


             Firma de Juan Martínez de Aldave, Teniente de Pagador de las Armadas Reales (v. i.).


Auto. Y visto por los dichos Señores, mandaron se de al dicho Simón Vidal y a Juan Martínez de Aldave en su nombre el mandamiento de ejecución que pide contra el dicho Francisco de Vilches y sus bienes por los dichos 216 ducados de principal y costas, y así lo mandaron, y en cuanto al depósito de la Contaduría de esta Casa, se le de el testimonio que pide. Escribano, Juan de Sandoval.

Sepan cuantos esta carta vieren cómo yo, Francisco de Vilches, vecino de la ciudad de Sevilla en la collación de San Salvador, de partida para la provincia de Nueva España en esta flota que está de partida de que es General don Carlos de Ibarra, como principal deudor y obligado, y yo, Simón Vidal, vecino de esta dicha ciudad, como su fiador y principal pagador que salgo y me constituyo del susodicho, haciendo como pago de deuda y obligación ajena mía propia, y sin que contra él ni sus bienes ni contra otra persona alguna sea hecha ni se haga diligencia ni elcurssion ni otro auto alguno de fuero y de derecho, cuyo beneficio renuncio, y nos ambos el principal y fiador, juntamente y de mancomún y a voz de uno, y cada uno de nos por sí y por el todo insolidun, renunciando como expresamente renunciamos las leyes de ... y el benefico de la división ... y todas las demás leyes y fueros y derechos de la mancomunidad y fianzas como en ellas se contiene, otorgamos y conocemos que debemos y nos obligamos de dar y pagar y que daremos y pagaremos al Contador Felipe Guillarte, Veinticuatro de esta dicha ciudad, o a quien su poder hubiere, 216 ducados en reales, que son por otros tantos que a mí el dicho Francisco de Vilches me ha prestado para los aprestos y despachos de mi viaje y del susodicho he recibido en reales de plata de contado, y son en mi poder, de que me doy por contento y entregado a mi voluntad, sobre que renuncio la excepción y leyes de la numerata pecunia y prueba de la paga como en ella se contiene, los cuales dichos 216 ducados que del antedicho recibo, prometemos y nos obligamos de se los dar  y pagar aquí en esta ciudad de Sevilla debajo de la dicha mancomunidad y fianza que tenemos hecha, en reales de plata de contado, llanamente y sin pleito alguno, para el fin del mes de diciembre del año que viene de 1619, y antes si antes hubiere venido de tornaviaje a España la dicha flota o cualesquier galeones que traiga registro de plata de Su Majestad y particulares ... se entienda ser cumplido el dicho plazo, y por ello nos ha de poder ejecutar con solo esta escritura y su juramento y declaración o de quien su poder hubiere, en que dejamos diferida la prueba y averiguación de lo susodicho sin otra alguna en que de derecho se requiere, porque de ella le relevamos, y para la paga y cumplimiento de lo que dicho es, por esta carta damos poder cumplido a las Justicias de Su Majestad y ante quien pareciere para que por todos los remedios y rigores del derecho y vía ejecutiva y en otra manera a ello nos ejecuten y compelan y apremien como por sentencia pasada en cosa juzgada, sobre que renunciamos las leyes y derechos de nuestro favor y la que defiende la general renunciación, y obligamos nuestras personas y bienes y de cada uno de nos habidos y por haber, y declaramos que no somos soldados ni artilleros. Hecha la carta en Sevilla, a 28 de mayo de 1618 (ver nota al final), y los dichos otorgantes la firmaron de sus nombres en este registro, y yo el escribano público doy fé que conozco al dicho Simón Vidal, y el dicho Francisco de Vilches presenta por testigos de su conocimiento que juraron conocerlo y que se llama como se ha nombrado al Capitán Leonardo de Cría, residente en esta ciudad, y a Pedro de Useta, vecino de ella en la collación de Santa Catalina. Testigos, Juan Esteban y Juan Tejero, escribanos de Sevilla. Gaspar de Lucena?, escribano público de Sevilla.

Sepan cuantos esta carta vieren cómo yo, el Contador Felipe Guillarte, vecino de esta ciudad de Sevilla, otorgo y conozco que doy y otorgo todo mi poder cumplido, carta de ... y ¿acción? bastante e irrevocable, con las fuerzas y firmezas del derecho a Simón Vidal, vecino de esta dicha ciudad, para que en mi nombre y en el suyo como en su hecho y causa propia, como mejor a su derecho convenga, al susodicho o a quien su poder o causa hubiere, pueda pedir y demandar, recibir, haber y cobrar en juicio o fuera de él de Francisco de Vilches, vecino de esta dicha ciudad en la collación de San Salvador y de sus bienes y de quien con derecho deba 216 ducados en reales que el dicho Francisco de Vilches como principal y el dicho Simón Vidal como su fiador, y ambos de mancomún, se obligaron de me pagar aquí en esta ciudad de Sevilla para en fin del mes de diciembre del año pasado de 1619 y antes si hubiese venido la flota o galeones con registro de plata de Su Majestad y particulares, y por la causa y razón y según y como se contiene en la escritura de obligación que en mi favor otorgaron ante el presente escribano público en 28 de mayo de1618 a que me refiero, y del recibo de los dichos 216 ducados pueda dar y otorgar sus cartas de pago y finiquito, poderes, acciones y autos, cancelaciones, y dar por ninguna a la dicha escritura, y sobre dicha cobranza parecer en juicio y haga todos los autos y diligencias judiciales y extrajudiciales que convengan y se requieran, y para ello le renuncio, doy y traspaso todos mis derechos y acciones y le pongo en mi propio lugar de derecho y le hago y constituyo procurador y señor y actor y ... como en su derecho y causa propia, y cobrado que haya los dichos 216 ducados los tome en sí y para sí, que los ha de haber y le pertenecen por cuanto como tal fiador del dicho Francisco de Vilches los ha gastado y pagado por el susodicho y de los he recibido en reales de plata de contado y son en mi poder de que me doy por contento y pagado a mi voluntad, y renuncio las ejecuciones y leyes de la numerata pecunia y pruebas y pruebas de la paga como en ella se contiene, y le otorgo este dicho poder y cesión y carta de gasto con libre y general administración y a su riesgo y ventura que cobre o no la dicha cantidad que así le cedo no he de ser ni quedar obligado a saneamiento alguno. Hecha la carta en Sevilla en 11 de octubre de 1621. Y el dicho otorgante  a quien yo el presente escribano público doy fé que conozco lo firmó de su nombre en este registro. Testigos, Miguel Gómez y Diego Sánchez, escribanos de Sevilla. Gaspar de ¿Acuña?, escribano público de Sevilla.

Sepan cuantos esta carta vieren cómo yo Simón Vidal, vecino que soy de la ciudad de Sevilla en la collación del Salvador, estando al presente en esta ciudad de Cádiz de partida para las Indias, provincia de Nueva España, en la flota que de próximo está de partida para ellas, de que iba por General don Carlos Ibarra, del hábito de Calatrava, otorgo por esta carta que doy mi poder cumplido bastante como de derecho se requiere a el Pagador Juan Martínez de Aldave, vecino de la dicha ciudad de Sevilla en la dicha collación, para que por mí y en mi nombre y representando mi persona pueda pedir y demandar, recibr, haber y cobrar en juicio o fuera de él, de todas y cualesquier personas así vecinas de la dicha ciudad de Sevilla como de otras partes, y de sus bienes y a quien con derecho pueda y deba, todos y cualesquier maravedíes, reales, ducados, pesos de oro y plata, mercadurías de diferentes géneros que me son y fueren debidos por escrituras públicas, cédulas, cuentas de libro, cartas misivas, letras de cambio, cesiones y en otra cualquier manera, y de todo lo que recibiere y cobrare dar cartas de pago y finiquito que valgan y sean firmes y tan valederas como si yo las diera y otorgara, y si la paga no fuere ante escribano, que de ella de fé y lo saque por contento y renuncie la ejecución de la numerata pecunia y leyes de la prueba y paga como en ellas se contiene; y para que pueda arrendar cualquiera casas y otras posesiones por los tiempos y precios que le parecieren, y para que pueda tomar cualquier mercaduría, dineros a daño y otras cosas fiadas de cualesquier personas, recogiendo el dinero o mercadurías que así tomare, renunciando sobre el recibo la cesión de la pecunia y leyes del entrego, y como en ellas se contiene, y obligándome a que lo pagaré a las tales personas en las partes y lugares dispuestos y con las condiciones que arrendare y concertare, y para que pueda tomar y tome cuentas a cualquier persona que me las deban dar de todos los maravedíes y otras cosas que hubieren pasado o pasaren en su poder y les haga cargos que sirva sus descargos y cobre la cantidad o cantidades que fueren hecho y de recibo de las mismas cartas de pago arriba referidas, y sobre lo susodicho y cualquier cosa o parte de ello pueda hacer y otorgar las escrituras de arrendamiento y obligación y otras cualesquier que le fueren pedidas y demandadas con las fuerzas y firmezas, sustancias y solemnidad y poderío a las justicias con trato ejecutorio  con su ... y salario y remuneración de leyes que convengan y le fueren pedidas y demandadas que siendo por el susodicho hechas y otorgadas yo desde luego las otorgo y apruebo y ratifico y me obligo a las guardar y cumplir en todo y por todo como en ellas se contuviere esencialmente y para entrar mis pleitos y causas y negocios civiles y criminales movidos y por mover que yo tengo y tuviere contra cualquesquier personas y las tales contra mí, y para que así demandando y defendiendo pueda parecer y parezca ante ... y ante otras cualesquier sus justicias que a mi derecho convenga y presentar escrituras, jurar testigos y probanzas y otro género de pruebas, pida ejecuciones y las siga hasta apremiar la paga pida a cualquier autoridad sentencias y las consienta, siga las apelaciones y suplicaciones en cualquiera tribunales hasta la finalización y elucidación de las causas, y pida que reciba cualesquier proceso y papeles. Dado en Cádiz a 11 de julio de 1622. Escribano, Francisco Vázquez.

Sustitución. En Sevilla en la Casa de la Contratación en 25 de febrero de 1623 ante el infrascripto escribano y testigos pareció Juan Martínez de Aldave, y dijo que sustituía el poder que tiene de Simón Vidal en Pedro Cid, procurador de esta Real Audiencia, para en todos los casos y cosas que se le tiene, sin reservar en sí cosa alguna.


                       Firma de Pedro Cid

El Presidente y Oidores de la Real Audiencia de la Casa de la Contratación de las Indias mandamos a vos cualquiera de los Alguaciles de la dicha Casa que hagáis entrega y ejecución y la hacienda y bienes de Francisco de Vilches, vecino de esta ciudad, en cuantía de 216 ducados de principal que parece que el susodicho debe dar y pagar a Simón Vidal, vecino asimismo de esta ciudad de Sevilla y como cesionario del Contador Felipe Guillarte, a quien parece se debe la dicha cantidad en virtud de recaudos ante nos presentados, la cual ejecución haced conforme a lo dicho por la dicha cuantía y costas. Hecho en Sevilla en 17 de agosto de 1622.

En Sevilla en la Casa de la Contratación de las Indias en 17 de agosto de 1622, Francisco Ruíz y Vargas, Alguacil de esta Casa, en complimiento de la provisión de ... y por la cantidad en ella contenida y las costas de nombramiento de la parte y por súplica y ruego, dijo que hacía e hizo ejecución en todos y cualesquier bienes que parecieren ser de Francisco de Vilches, artillero de la nao Almiranta que el año pasado de 1620 fue a la Nueva España, donde murió, y especial y señaladamente en 327 pesos y 400 tomines que están en poder de Antón Hernández, depositario que por su fin y muerte entraron en su poder sus bienes muebles, de los cuales proceden los dichos 327 pesos y 400 tomines; la cual hace en voz y en nombre de todos los demás bienes que parecieren ser del dicho Francisco de Vilches al tiempo de ... antes y después, y la hizo asimismo en cualesquier maravedíes que se le deban de la soldada del salario que vino ganando en la dicha nao Almiranta, y la dejó abierta para la mejorar cada vez que convenga, testigos Pedro de Miranda, Juan de Herrera y Alonso Mejía, vecinos de Sevilla.

Doy fé que por voz de Cristóbal de Zamora, pregonero público del Concejo de esta ciudad de Sevilla se pregonaron en venta los     en esta causa el  y no pareció hecho en Sevilla en 29 de agosto de 1622. Juan de Sandoval.

Yo, don Antonio López de Calatayud, Juez y Contador por Su Majestad de la Casa de la Contratación de las Indias de esta ciudad de Sevilla, doy fé que entre las escrituras y papeles que están en la Contaduría de esta Casa está una petición y cierto auto a ella proveído y almoneda de los bienes que quedaron por fin y muerte de Francisco de Vilches, artillero que murió en la Nueva España, que su tenor es el siguiente:

En la ciudad de la Nueva Veracruz, en 21 de diciembre de 1620, por ante el Señor General don Juan de Benavides, presentó esta petición el contenido en ella:
Antonio Hernández, tenedor de los bienes de Francisco de Vilches, artillero que fue de la nao Almiranta que es de Vuencencia, digo que porque los dichos bienes del dicho Francisco de Vilches, difunto, vienen a menos para que se les ponga cobro y haya dinero de que pagar su entierro, a Vuestra Merced pido y suplico mande que se vendan en pública almoneda y que se rematen en quien más por ellos diere, pues es justicia que pido.
Y presentada Su Merced del dicho Señor General mandó que se haga almoneda de los dichos bienes y que se rematen en quien más por ellos diere, y su procedido entre en poder del dicho Antonio Hernández, el cual otorgue recibo de ello asistiendo a ella Blas de Santa Cruz, Alguacil Real, y así lo proveyó y dio comisión para ello. Alonso de Camino, escribano real.
En la dicha ciudad de la Nueva Veracruz el el dicho día 21 de diciembre del dicho año, en cumplimiento de lo mandado por Su Merced el dicho General, estando en la plaza pública de esta ciudad presente el dicho Antonio Hernández, tenedor de los bienes de Francisco de Vilches, y Blas de Santa Cruz, Alguacil Real, por voz de Juan Casado, atambor de la dicha Almiranta, se empezó el almoneda de ellos en la manera siguiente:

En Martín Laso, unos manteles en peso y medio.
En Pedro Ferrel, siete camisas de Ruán en 20 reales cada una.
En dicho Pedro Ferrel unos calzones de lienzo en un peso.
En Martín de Arquisa, unos calzones de lienzo en 9 reales.
En Antonio de Ortega, barbero, unos calzones de lienzo en 9 reales.
En el dicho Antonio de Ortega, dos sábanas en cincoº pesos y medio.
En Juan Matías, un fieltro de sombrero negro (sic) en cuatro pesos y medio.
En Francisco de Figueroa, un manto de seda en 14 pesos.
En Juan Ruíz, dos pares de calzones de bombasi y dos jubones en nueve pesos y medio.
En Cristóbal García una espada y daga con tiros en 4 pesos.
En Diego López, procurador, unas medias verdes de lana en 9 reales.
En Andrés García Carrasco 8 pañuelos en 14 reales.
En Hernando de Chávez dos valonas en 4 reales.
En Manuel Coronel dos valonas con puntas y sus vueltas en dos pesos y dos reales.
En Pedro de Alfaro una valona con sus vueltas en un peso.
En Juan Antonio unas medias negras y unas ligas con puntos de seda en siete pesos y dos tomines.
En Diego López un calzón y una ropilla de terciopelo negro y un jubón de reallado realzado realcado traido en diecisiete pesos y medio.
En Tomás de Lucena un paño de manos en 4 reales.
En Francisco de Albarán tres pares de calcetas de hilera en dos pesos.
En Tomás Núñez ocho pares de valoncillos para las manos en dos pesos.
En Juan de Rivas una escobilla de limpiar ropa en 3 reales.
En Manuel Coronel dos cuellos con sus puños en seis pesos y dos reales.
En Fernando de Acosta cinco paños de manos viejos en 12 reales.
En Francisco López un calzón, ropilla y ferreruelo de xergueta parda viejo y roto en seis pesos y medio.
En Pedro Duarte un ferreruelo de paño negro traído en trece pesos.
En Francisco Hernández una desplina, disciplina desoplina en un peso.
En el dicho Francisco Hernández una cajeta de cedro con llave en ocho pesos.
En Francisco de Esquivel unas vueltas en 2 reales.
Con lo cual se acabó la dicha almoneda y el dicho Antonio Hernández dijo haberse rematado y vendido un vestido de paño pardo, calzón, ropilla y ferreruelo nuevo en Diego de la Cruz, camarero, en sesenta y cinco pesos.
Mas dijo el dicho Antonio Hernández haber vendido por bienes del dicho difunto un aderezo de espada y daga dorado y plateado con su aderezo en treinta pesos en Juan Vázquez.
Mas dijo que había vendido dos lienzos con sus aderezos de guarnición a Miguel de Íñiguez en cien pesos.
Y de todo lo que monta la dicha almoneda se hizo cargo el dicho Antonio Hernández para dar cuenta de ello cada que se le pida y lo firmó el dicho Blas de Santa Cruz y yo el escribano que doy fé de haber así pasado, fueron testigos Gerónimo de Frías, escribano de Su Majestad, el dicho Blas de Santa Cruz, Juan Rodríguez y Juan de Piña, estantes en esta ciudad; por el dicho Antonio Hernández a quien conozco lo firmó un testigo. Alonso de Camino, escribano Real.

En testimonio de lo cual de pedimento de Juan Martínez de Aldave, di la presente que es hecha en Sevilla a 19 de agosto de 1622.

En Sevilla en la Casa de la Contratación de las Indias a 25 de febrero de 1623 ante los Señores Presidente y Oidores de esta Real Audiencia la presentó Pedro Cid, procurador, en nombre de su parte:
Pedro Cid en nombre de Simón Vidal, en el pleito y ejecución de los bienes de Francisco de Vilches, digo que los términos de los pregones han pasado y días más. Suplico a Vuestra Señoría mande se cite de remate, y pido justicia. Otro sí digo que como consta de la fé de la Contaduría de esta Casa firmada del Señor Contador don Antonio López de Calatayud, el dicho Francisco de Vilches murió en las Indias, y porque no se le conocen herederos ningunos, suplico a Vuestra Señoría mande haber información de lo referido y hecho, se le ... un defensor a sus bienes, y pido justicia.

Auto. Y vista por los Señores Presidente y Oidores, mandaron que se reciba la dicha información que ofrece esta parte, y en cuanto a lo demás que pide, se lleven los autos para los ver y proveer justicia.

En Sevilla en la Casa de la Contratación de las Indias a 27 de febrero de 1623 Juan Martínez de Aldave en nombre de Simón Vidal presentó por testigo a un hombre que se nombró Manuel de Palacios, artillero vecino de Granada en la collación de San Pedro en la Morería, del cual fue recibido juramento en forma de derecho, y prometió de decir verdad, y siendo preguntado por el pedimento de esta otra parte, dijo que conoció a Francisco de Vilches, artillero en ¿la navegación? a las Indias de 7 años a esta parte, el cual era vecino de esta ciudad, y supo que era casado en esta ciudad con Leonor no se acuerda del sobrenombre, y durante su matrimonio este testigo no vio ni supo que tuviesen hijos ningunos, y habrá 2 años que este testigo fue por artillero de la nao Almiranta que fue a Nueva España con su General don Juan de Benavides, donde asimismo iba por artillero y marinero el dicho Francisco de Vilches, y llegado que fue la dicha flota dentro de dos meses poco más o menos el dicho Francisco de Vilches murió y pasó de esta presente vida en la Nueva Veroita, y este testigo lo vio muerto y se halló en su entierro. Y este testigo no ha sabido ni oído ni entendido que el susodicho haya dejado heredero ninguno que pueda heredar su hacienda, y si alguno lo hay no sabe donde esté, ni este testigo conoce que lo tenga, y esta es la verdad por el juramento que hecho tien, y que es de edad de 40 años, y lo firmó de su nombre, y no le tocan las Generales. Escribano, Juan de Sandoval.


                   Firma de Manuel de Palacios

Y en este dicho día, mes y año, el dicho Juan Martínez de Aldave presentó por testigo a una mujer que se nombró María Hernández, que dijo ser viuda de Bartolomé Ramos, escudero, y vive en la calle del Agua en casa de Simón Vidal, de la cual fue recibido juramento en forma de derecho y prometió de decir verdad, y siendo preguntada dijo que conoció a Francisco de Vilches, artillero, de 12 años a esta parte, y conoció a Leonor Gutiérrez su mujer, a los cuales vio hacer vida maridable en esta ciudad de donde eran vecinos, y durante su matrimonio esta testigo vio que no tuvieron hijos ningunos, ni menos le ha conocido ni conoce heredero ninguno al dicho Francisco de Vilches, que pueda heredar sus bienes, así en esta ciudad ni fuera de ella, y que si alguno tiene no lo sabe esta testigo donde esté, y esto es así público y notorio, y lo es asimismo que es muerto el dicho Francisco de Vilches y que murió en las Indias habrá 2 años poco más o menos, y esto es lo que sabe por el juramento que hizo, y que es de edad de 50 años, y dijo que no sabía firmar. Juan de Sandoval, escribano.

Auto. En Sevilla en la Casa de la Contratación de las Indias a 27 de febrero de 1623 los Señores Presidente y Oidores de la Real Audiencia de esta Casa, habiendo visto los autos de este pleito sobre lo pedido por parte de Simón Vidal en razón de que se .. de defensor a los dichos biene de Francisco de Vilches, y la información por su parte dada por la cual consta de la muerte del susodicho y que no se le conocen herederos ningunos con quien se sustancia esta causa, atento a lo cual mandaron se fíe un defensor a los bienes del dicho Francisco de Vilches, con el cual se siga y sustancie esta causa, y lo sea el procurador que por su ... y así lo mandaron.

Defensa. En la ciudad de Sevilla en la Casa de la Contratación de las Indias a 27 de febrero de 1623, en cumplimiento de lo mandado por el auto de susoscripto de los Señores Presidente y Oidores de la Real Audiencia de esta Casa, pareció ante los dichos Señores Francisco ... , procurador de ella, y dijo que aceptaba y aceptó el oficio y cargo de defensor de los bienes del dicho Francisco de Vilches, difunto, y pidió a los dichos Señores le manden de confirmar el dicho cargo y oficio, que está presto de hacer el juramento y dar la fianza necesaria, y en cumplimiento de lo cual se tomó juramento en forma de derecho al dicho Francisco Rodríguez, so cargo del cual prometió de usar bien y fielmente el dicho oficio y cargo de defensor de los dichos bienes en este pleito para que es nombrado y ... lo seguirá y proseguirá en todas instancias y donde ... su provecho se lo legará su daño arredrará y lo seguirá hasta dejar los dichos bienes libres, y donde su saber no bastare se tomará de letrados y personas sabias que se lo sepan dar, y para lo dicho dio por su fiador a Antonio Redondo, vecino de esta ciudad, el cual estando presente otorgó que fiaba y fio al dicho defensor en esta causa, y ambos de mancomún se obligaron de hacer y cumplir lo susodicho jurado y prometido por el dicho defensor y si por su culpa o descuido o mala solicitud algún daño viniere a los dichos bienes, lo pagarán por sus personas y bienes que para ello obligaron, y el dicho fiador para ello hizo de deuda ajena suya propia y dieron poder cumplido a las Justicias de Su Majestad de cualquier parte que sean y en especial a los dichos Señores y juraron y prometieron y renunciaron el suyo propio para que les apremien a su complimiento como por sentencia dada en cosa justa, y renunciaron las leyes de su favor y la general en forma, y lo firmaron a quien doy fé que conozco, testigos, Juan de Moya, Juan de Matilla y Juan de Herrera, vecinos de esta ciudad.

Discernimiento. En Sevilla en la dicha Casa en dicho día, visto por los Señores Presidente y Oidores la ... , juramento y fianza dadas por el dicho Francisco Rodríguez dijeron que le discernían y discernieron el oficio y cargo de defensor de los bienes del dicho Francisco de Vilches, difunto, y como tal le dieron poder cumplido para que pueda parecer en juicio y fuera de él y defenderlo por todas instancias y sentencias hasta dejarlos libres de este pleito, y para que los ... que hiciere, actuare y enjuiciare valga y haga fé en juicio y fuera de él dijeron que interponían e interpusieron su autoridad y decreto judicial en forma, y lo mandaron.

En Sevilla en la Casa de la Contratación de las Indias a 3 de marzo de 1623 ante los Señores Presidente y Oidores de la Real Audiencia de esta Casa la presentó el susodicho:
Pedro Cid en nombre de Simón Vidal en el pleito y ejecución con los bienes de Francisco de Vilches y Francisco Rodríguez su defensor, digo que los términos de los pregones son pasados y días más. A Vuestra Señoría suplico mande que el dicho defensor se cite de remate a la dicha ejecución, y pido justicia.

Auto. Y vista por los dichos Señores mandaron que el dicho defensor se cite de remate conforme a derecho, estando la causa en estado.
En Sevilla en el dicho día yo el presente escribano cité para el remate de esta ejecución a Francisco Rodríguez como defensor de los bienes de Farncisco de Vilches, en su persona, de que doy fé.

En 6 de marzo de 1623. Francisco Rodríguez, defensor de los bienes de Francisco de Vilches, me opongo a la ejecución hecha en los dichos bienes de parte de Simón Vidal como cesionario del Contador Felipe de Guillarte, y digo que los dichos bienes han de ser absueltos y dados por libres por lo que la instrucción de los autos resulta, y porque esta deuda estará pagada por el dicho Francisco de Vilches, y así se presume, y por haber tanto tiempo que se cumplió el plazo. A Vuestra Señoría suplica de por ninguna la dicha ejecución y a los dichos bienes por libres, pido justicia y costas y juro que no es de malicia. Otrosí, pido a Vuestra Señoría mande que la parte actora jure y declare lo que a ... cuenta, y sin esto no se determine la causa, y pido justicia. Firma Francisco Caballero.
Y vista por los dichos Presidente y Oidores dijeron que habían y hubieron por opuesto a la dicha ejecución al dicho defensor y le encargaron los diez días de la ley, y mandaron dar traslado a la otra parte para que responda lo que le convenga, y en cuanto al otrosí, mandaron que el actor de este pleito jure y declare como se pide.

En Sevilla en la Casa de la Contratación de las Indias a 6 de marzo de 1623 yo el presente escribano encargué los diez días de la ley a Francisco Rodríguez, defensor de los bienes de Francisco de Vilches, en su persona, de que doy fé. En Sevilla en dicho día notifiqué el auto de esta otra parte a Pedro Cid, procurador en nombre de su parte, en su persona, de que doy fé. Juan de Sandoval, escribano.

En 16 de mayo de 1623 Pedro Cid en nombre de Simón Vidal en el pleito y ejecución de los bienes de Francisco de Vilches y Francisco Rodríguez su defensor, digo que sin embargo de la oposición de la parte contraria vista de sentenciar esta causa de remate por los maravedíes por que se pidió e hizo la dicha ejecución porque la vía ejecutiva está bastantemente justificada con los recaudos presentados y los dichos maravedíes se deben a mi parte y lo que dice y alega la parte contraria contra ello no es de fundamento y sólo lo hace por dilatar esta causa, por tanto a Vuestra Señoría suplico que sin embargo de la dicha oposición, sentencie esta causa de remate por el principal y costas por que se hizo, y atento a que son pasados los términos de la oposición, se entreguen los autos al Relator, y pido justicia. Otrosí digo que la parte contraria maliciosamente y por dilatar esta causa pidió que mi parte hiciese declaración sabiendo que está en las Indias, a lo cual no se ha de dar lugar. A Vuestra Señoría suplico mande que sin embargo del auto en que se mandó hacer la dicha declaración, se vea y determine este pleito, y pido justicia para ello.

Y visto por los dichos Señores mandaron que sin perjuicio de la vía ejecutiva se de traslado a la otra parte, y así lo mandaron, y con lo que dijere se lleven los autos.
En este día yo el escribano infraescrito notifiqué el dicho auto de arriba a Francisco Rodríguez, procurador y defensor de esta causa en su persona, el cual dijo que, afirmándose en lo que alegado tiene, y negando lo perjudicial, concluía definitivamente, y lo firmó.

En el pleito que es entre partes, de la una Simón de Vidal, actor ejecutante, y de la otra el ejecutado Francisco de Vilches por 216 ducados que ¿gastó? por él Francisco Rodríguez, defensor, fallamos que debemos de mandar y mandamos avivar la voz de almoneda y hacer trance y remate de los bienes ejecutados y de su precio y valor entero y cumplido pago a la parte del dicho Simòn Vidal de los 216 ducados porque se hizo y trabó la dicha ejecución, y así lo pronunciamos y mandamos con costas. Licenciado Pérez de Cuellar, doctor Saucedo de Cueva, licenciado Vela de Caravajal. Dada esta sentencia en la Real Audiencia de la Casa de la Contratación de las Indias, a 17 de marzo de 1623.

Costas del pleito y ejecución, a pedimento de Simón Vidal, cesionario de Felipe Guillarte, contra los bienes de Francisco de Vilches:
— Del pedimento y ... , 68.
— De un poder que presentó Juan Martínez de Aldave, del dicho Simón Vidal, 44.
— Del auto y mandamiento de ejecución que se dio en virtud de los recaudos presentados y vista de ellos, 36.
— De la ejecución de mandamiento del Alguacil y escribano, 170.
— De dar los pregones del señor pregonero, 36.
— De una fé de la Contaduría, 40.
— De una petición que presentó diciendo que le ... el dicho Francisco de Vilches que se recibiese información y lo proveído a ello, 8.
— De la información que se dio delante de la de ... que se nombró por defensor a Francisco Rodríguez, 90.
— De otra petición que se dio pidiendo que se citase de remate al dicho defensor, 6.
— De la citación de remate, 6.
— Al defensor, veinte reales, 271.
— De otra petición que se dio respondiendo a la petición del defensor, 6.
— De las notificaciones, 8.
— Al Relator, de haber .... 170.
— De la pronunciación de la sentencia, 12.
— De la ... de la Ley de Toledo, 36.

En Sevilla en la Casa de la Contratación de las Indias a 17 de marzo de 1623 ante mí el escribano yusoscripto pareció Juan Martínez de Aldames (sic; error por Aldave), Teniente de Pagador de las Armadas Reales, vecino de esta ciudad en la collación de Santa Lucía, el cual doy fé que conozco, y otorgó que fiaba y fió conforme a la ley de Toledo al dicho Simón Vidal, en tal manera que si la sentencia de remate en esta causa dada y pronunciada por los Señores Jueces y Oidores de esta Real Audiencia fuese revocada en todo o en parte, volverá la dicha cantidad que fuere mandada volver, conforme a la ley de Toledo, y mas las costas que de ello se siguieren y recrecieren, y para ello obligó su persona y bienes y dio poder cumplido a las Justicias de Su Majestad para que a ello le apremien como por sentencia pasada en cosa juzgada, y en especial la de los Señores Presidente y Oidores del Real Consejo de Indias a cuyo fuero y jurisdicción se somete renunciando el suyo propio ... ... . Firmó de su nombre, testigos, Alonso Mexía, Hernando de la Cruz y Juan Hernández, escribanos de Sevilla.

En dicho día ante los dichos Señores Presidente y Oidores, Pedro Cid en nombre de Simón Vidal en el pleito y ejecución con los bienes de Francisco de Vilches que Vuestra Señoría tiene sentenciado de remate para la fianza de la ley de Toledo que a mi parte está mandada dar, ofrezco por su fiador al Pagador Juan Martínez de Aldave, que es abonado. A Vuestra Señoría suplico lo mande recibir y pido justicia.

Auto. Y vista por los dichos Señores Presidente y Oidores mandaron que se reciba por fiador al dicho Juan Martínez de Aldave que ofrece.

Francisco de Vilches, artillero. Pedro Ramírez, sacristán mayor de la parroquia de esta Nueva Ciudad de la Veracruz, ante Vuestra Merced parezco y digo que por mandado de Cristóbal de Figueroa enterré a Francisco de Vilches, artillero, y del entierro me debe treinta pesos y medio, de sepultura, paño y ataúd, del cura y sacristán, cruz y campanas, y de la misa de cuerpo presente, cantada, que el dicho Cristóbal de Figueroa mandó decir y acompañar de ... de clérigos. A Vuestra Merced pido y suplico mande al dicho Cristóbal de Figueroa me los pague, como es uso y costumbre, y pido justicia.


            Firma de Pedro Ramírez, Sacristán Mayor de Veracruz

Auto. Que se le de mandamiento en forma al dicho Pedro Ramírez para que el dicho Cristóbal de Figueroa contenido en esta petición le pague por el entierro y demás cosas que en ella se declaran los treinta pesos y medio que pide por el dicho entierro de Francisco de Vilches, artillero. Proveyólo el Señor Almirante don Gerónimo Gómez de Sandoval en 15 de octubre de 1620.

....................................................

Algunos notorios Vilches de Carmona fueron: el doctor Vilches Pacho, chantre de la Santa iglesia de Granada y muerto siendo electo Obispo; don Juan de Vilches, canónigo de la Santa iglesia de Sevilla y arcediano de Carmona; Hernando de Vilches,clérigo presbítero, vecino de la calle Real en la collación de San Bartolomé de Carmona; Sebastián Barbero, emigrado a América en 1517, hijo de Francisco de Vilches y de Catalina Fernández, vecinos de Carmona; Isabel Barba, emigrada a América el 26 de junio de 1618 a ver a su marido Miguel de Carmona*, natural y vecina de dicha Villa e hija de Francisco Ruíz y María de Vilches; María de Vilches, emigrada a Nueva España el 8 de mayo de 1619 con su esposo Alonso Hernández Lechuga, natural de Baeza, y sus cinco hijos, natural de Carmona e hija de Luis García de Torquemada y de María de Vilches; y Francisco de Vilches, natural de Carmona, que hizo información en 1618**, nuestro artillero esposo de la castillejana Leonor Gutiérrez. Ver Carmona en la Edad Moderna: Religiosidad y Arte, Población y Emigración a América. Esteban Mira Caballos y Fernando de la Villa Nogales. Editoral Muñoz Moya, Brenes (Sevilla), 1999.

 * Ver digitalizado en PARES el expediente de información y licencia de pasajero a indias de Miguel de Carmona, natural de Ecija y vecino de Sevilla, hijo de Alonso de Carmona y Florentina de Carmona, con su mujer Isabel Barba, natural y vecina de Carmona, hija de Francisco Ruiz y María de Vilches; su madre Florentina de Carmona, natural y vecina de Ecija, hija de Diego Martín Basnerizo y Francisca Hernández Baynera, y su cuñada Margarita de Aragón, natural y vecina de Sevilla, hija de Jerónimo de Aragón y María Hurtado, a Nueva España.



** En diciembre de este año un incendio destruyó la tercera parte de la ciudad.


No hay comentarios:

Notas varias, 3i.

Juan de Vidales, defensor de Bienes de difuntos, por los del doctor Francisco Ortiz Navarrete, difunto, en la causa con el bachiller S...